Érase una vez un vino

Cliente | Bodegas Privilegio del Condado

Dirección de arte, diseño gráfico, Ilustración y packaging

Con la idea de dotar de nueva etiqueta a una pareja de vinos, un blanco y un rosado espumoso, del Condado de Huelva, bajo la marca ‘Érase una vez un vino…’ optamos por elegir diversos personajes de cuentos tradicionales con los que todo el mundo puede identificarse, a los que hemos dado una visión muy particular.

Así, un risueño Pinocho, un intrigante Gato con botas, una bruja no tan mala o una roja Caperucita cuentan, a modo de fantasía las cualidades organolépticas de cada uno de los vinos y, ‘de común acuerdo’, los mejores maridajes. Se podría decir que es un proyecto… ¡de fábula!

 

 

Nuestros personajes, no solo compartían profesión como protagonistas de cuentos, sino que, además, eran grandes amantes del vino y siempre finalizaban sus historias comiendo
perdices maridadas con estos vinos.

OTROS PROYECTOS